Practicar lettering es bueno para tu salud

El Lettering es un arte hermoso, pero… ¿sabías que más allá de dibujar letras y crear composiciones bellas también tiene un impacto positivo en tu bienestar?

Yo siempre les digo que para mí el Lettering se ha convertido en una terapia, en un momento de relajación dónde me conecto conmigo y bajo la velocidad.

En este post quiero ser más específica y enumerarte siete de los beneficios que han impactado a mi salud practicar Lettering:

Estado de Flow

Practicar lettering nos lleva a un estado mental de relajación en el que fluimos tanto con la actividad que estamos realizando que nos involucramos hasta el punto de perder la noción del tiempo, la fatiga y todo lo que nos rodea excepto de la actividad que realizamos.

Mihaly Csikszentmihalyi fue quien definió esa sensación como el “Estado de Flow“

Potencia tu creatividad

Dibujar letras nos hace más creativos al momento de consolidar nuevas ideas, no solo en el lettering, sino en nuestra vida diaria. Porque cuando empezamos a ver las letras como piezas de arte y aprendemos reglas y nos atrevemos a romperlas, vamos en contra del automatismo del que veníamos acostumbrado y esto nos abre las puertas a pensar, a conectar con un mundo lleno de muchas posibilidades y así potenciar nuestra creatividad.

Amplia tu visión

El lettering toma a las letras y les da un uso fuera de regla: las dibuja. Y más allá de los mensajes literales, aquí lo que importa es lo que transmitimos a través de las formas de las letras. Una vez entendemos esto, nuestra visión del mundo cambia, porque si las letras se pueden dibujar, sabemos que no hay límites al momento de crear, y podemos ver más allá de lo que siempre se nos ha educado. 

Mayor concentración

Cuando practicamos lettering estamos conectados a nuestra respiración, y nuestra mente y cuerpo trabajan en conjunto para lograr los trazos que queremos, y todo esto nos hace personas más concentradas en el ahora, no pensando en lo que viene después. 

mayor coordinación

La postura, el agarre del material, apoyar el codo, hacer más o menos presión depende del trazo… Son tantas cosas que se coordinan mientras realizamos un solo trazo que al poco tiempo ya somos capaces de controlar todo a la vez, por eso nuestra coordinación es de los resultados más rápidos que conseguimos y que más notamos en el día a día en otras actividades.

Relajación activa

Mientras practicamos lettering entramos en una fase de relajación al mismo tiempo que estamos realizando una actividad, y somos más conscientes de nuestros músculos, de mantenerlos sin tensión para que nuestro cuerpo esté relajado a la vez que estamos dibujando las letras. 

Muchas veces se tensan mucho los músculos de las manos al agarrar el plumón o material que se use, y esto no nos da los resultados ideales, de manera que estar conscientes de nuestra relajación  es fundamental para dibujar letras de la manera más placentera posible.

mejora tu autoestima

Ser capaces de crear composiciones de lettering nos llena se satisfacción, sobre todo porque al principio estamos un poco escépticos con lograrlo, así que cuando empezamos a ver los avances en la medida que practicamos, nos sentimos contentos con nosotros, por lo que nos convierte en personas más seguras y con mejor autoestima.

Y así como estos, hay muchos beneficios más que impactan en tu bienestar al momento de practicar lettering, por eso si aún estás pensando en comenzar a dibujar letras y no te animas porque crees que no vas a poder o que no tienes las herramientas necesarias, te invito a tomar un lápiz y un papel para que empieces a descubrir este mundo lleno de letras y grandes beneficios en tu salud, en tu creatividad, en tu vida. 

 

Art tucci

Convierte tus ideas en arte